H0011 - No abandones tus negativos: los puedes digitalizar desde casa

Foto: No abandones tus negativos: los puedes digitalizar desde casa

A poco que empezáramos a rebuscar en los altillos o trasteros de cualquier familia, no tardarían en aparecer cajas o sobres llenos de negativos pintando en colores extraños los recuerdos de tiempos pasados. Los más jóvenes no sabrán ni qué son ni para qué sirven, mientras que los más mayores y sobre todo los que tirasen aquellas fotos querrán encontrar la forma de pasarlos a formato digital para preservar las imágenes que contienen.
A parte de llevarlos a un servicio especializado, existen varios métodos para digitalizar negativos, que varían tanto en precio como en calidad del resultado final. No a todos convencerá el mismo sistema, depende de si queremos el mejor resultado posible sin importar lo que cueste o si nos vale con un resultado casero y entretenernos un rato. Aquí va un repaso de distintas opciones para recuperar esas viejas imágenes.
Digitalización casera para todos los bolsillos
Para digitalizar negativos con un proceso de bajo coste se necesitan algunos materiales sencillos de conseguir, una cámara de fotos digital y cierta maña con programas de edición, como por ejemplo Photoshop. En los últimos días se ha hecho muy popular este método, aunque existen por toda la web instrucciones para procesos similares.

El proceso consiste en construir un soporte que fije el negativo, evitando que se abombe o se curve, y fotografiarlo con la mejor calidad posible. Una de las formas de hacerlo es utilizando una caja de zapatos. En la tapa se corta un rectángulo del tamaño de los negativos y en el interior se sitúa una bombilla (es importante que sea de luz blanca para facilitar la edición posterior), de forma que su luz pase a través del negativo hacia el sensor de la cámara.
Es importante que el negativo quede plano, para lo que se puede fabricar un soporte con un simple folio, como se ve en el vídeo, o comprar la pieza en una tienda de fotografía especializada. Sobre el negativo iluminado desde el interior se coloca un cilindro que evita que entre o salga luz, y tapándolo se sitúa la cámara de fotos. Lo mejor es utilizar una compacta, ya que una réflex puede pesar demasiado para nuestro invento, además de ser más aparatosa de usar.
Los resultados nunca serán tan buenos como los que se obtendrían utilizando un equipo profesional, pero es una buena opción si no queremos gastar dinero o nos apetece ejercitar la vena manitas
Una vez capturados todos con la cámara, basta con descargar las fotos en el ordenador y comenzar a trabajar en la edición. Para empezar, habrá que invertir los colores si el carrete es en blanco y negro. Si se trata de película de color usaremos el ajuste de curvas de Photoshop con el modo prediseñado de negativo en color. Después solo queda jugar con los ajustes de luz, color y contraste para optimizar el resultado.
Existen algunas variantes de este cachivache casero, como construir un visor con un tubo para el transporte de planos y acoplarlo al objetivo de la cámara, como explica Manuel Pozo en este post. Utilizando además un trípode podremos dejar la cámara totalmente fija y utilizar aperturas más largas.
Sobra decir que los resultados nunca serán tan buenos como los que se obtendrían utilizando un equipo profesional, pero es una buena opción si no queremos gastar dinero o nos apetece ejercitar la vena manitas.
Utilizando un escáner convencional
Existen escáneres específicos para digitalizar negativos, aunque existen formas de hacerlo con uno convencional. La dificultad está en la dirección en la que va la luz. Mientras que los negativos deben ser atravesados por la luz (es decir, iluminados desde atrás y hacia el sensor), los escáneres hacen lo contrario: captar la luz que refleja un documento en un momento concreto.
Así que para llevar a cabo el proceso hay que utilizar algún sistema que capture la luz y la refleje desde detrás del negativo. Una vez conseguido, se puede escanear como si fuese un documento cualquiera.
Navegando por la red se pueden encontrar distintas opciones para llevar esto a cabo: desde una estructura de cartulina plateada, recortada y montada a mano, hasta soportes especialmente fabricados para ello, como la máscara de escaneo que comercializa Lomography por 29 euros.
Escáneres para diapositivas
Si la tarea que tenemos por delante es sustanciosa o si buscamos unos resultados que alcancen un determinado nivel de calidad puede que compense adquirir un escáner específico para negativos.
Puesto que los negativos ya apenas se usan, no hay una gran oferta dedicada al usuario aficionado, pero se pueden encontrar modelos por unos 50-70 euros, aunque la calidad no es excesiva. A partir de un precio más alto (200-300 euros) se consiguen resultados mejores, aunque lo habitual es que los equipos para aficionados sean limitados en cualquier caso, resultando en imágenes con una resolución baja que no suelen quedar bien en impresiones o ampliaciones.
Digitaliza con el móvil
Quizá no pase de anecdótica, pero existe también la posibilidad de llevar a cabo el proceso desde el móvil. Lomography comercializa un dispositivo con este fin, por 59 euros. Compatible con todos los modelos de iPhone y con la mayoría de los teléfonos equipados con Android, este sistema aporta la ventaja de que permite compartir las fotos directamente con nuestros contactos con solo un par de toques en la pantalla.
La pequeña caja negra lleva integrada una luz que ilumina los negativos, y va acompañada de una aplicación gratuita que facilita el procesado posterior e incluso convertir las imágenes en vídeos.
TOMADO DE :  www.elconfidencial.com

1 comentario:

Cla Alvito dijo...

Hola

Mi nombre es Claudia y la estoy contactando respecto a una posible colaboración.

Estoy trabajando con el equipo de Bitdefender para ayudarles a ampliar la difusión de su sitio web de seguridad antivirus, y veo que vuestra web trata sobre tecnología / problemas de seguridad, llegando a un público con conocimientos web.

Espero que usted considere la publicación de varias revisiones o articulos patrocinados de los productos Antivirus de Bitdefender. Si está interesado, por favor envíeme una respuesta indicando los términos y condiciones de esta colaboración.


Atentamente,

Claudia